Isla de Pascua parte III

El tercer y último día que pasamos en Rapa Nui nos amaneció lluvioso, pero aún así decidimos visitar la zona de Tahai, muy cerca de Hanga Roa. Se trata de uno de los asentamientos más antiguos de toda la isla, y se piensa que aquí fue enterrado el último ariki mau (o gobernante de alto rango). El lugar es realmente bonito, situado justo frente al mar, con caballos y amplios prados.En la imagen, en primer plano vemos al moai Ahu Tahai, datado en el 700 d.C., y de unos 4,5 metros de alto. Al fondo, el Ahu Vai Ari (agua oscura) datado en 1200 d.C.

Continuamos el paseo y encontramos un cementerio bastante pintoresco, donde se pueden ver entremezclados los diferentes cultos religiosos.

Aprovechando un breve lapso de tiempo sin lluvia que nos dio el clima, subimos al famoso volcán Rano Kau, el más grande de la isla. Es en este volcán donde se encuentra uno de los lugares más interesantes y conocidos de la isla, la aldea ceremonial de Orongo. Es el centro del arte rupestre por excelencia de Rapa Nui, con gran cantidad de petroglifos tallados en sus rocas. 

Las primeras casas de piedra en Orongo parecen haberse construido hacia el 1400 d. C. Con el tiempo y en especial en torno a la ceremonia del Tangata Manu, se llegaron a construir 54 casas alineadas en el borde del cráter, formando tres conjuntos independientes que miran hacia el mar. Casi todas las casas fueron saqueadas y destruidas durante las diferentes expediciones europeas y reconstruidas varias veces en las últimas décadas (fuente: imaginaisladepascua.com).

Esta casa fue dejada sin reconstruir para que se pudiera apreciar su interior. Se trata de casas bajas y estrechas (entre 1 y 2 metros de alto) comunicadas entre si por pasillos angostos, y construidas con gruesos muros hechos a base de lajas de basalto, que protejan de los fuertes vientos del lugar. Por el reducido tamaño que muestran, se piensa que sólo se usaban como dormitorios.En la primera imagen, un mosaico del centro de visitantes que representa al Tangata Manu u hombre pájaro. En la segunda, la isla Motu Nui, hasta donde debían nadar los competidores para conseguir el primer huevo de Manutara. Más información sobre la competición del hombre pájaro (fuente: imaginaisladepascua.com):

No se sabe en detalle cómo surgió la competencia del hombre pájaro. Según la tradición, una vez abandonado el culto a los ancestros que representaban los moai y dada la pérdida de prestigio del antiguo orden político y religioso, surgen grupos tribales enfrentados deseosos de tomar el poder. Hacia finales del siglo XVII, se establece que la mejor forma de alcanzar el poder es mediante una competencia anual con sede en Orongo, donde el ganador gozaría de una serie de derechos y privilegios sobre sus rivales durante su período de mandato.

Al aproximarse la primavera, los grupos más poderosos se organizaban para participar en la competencia. Se reunían en la gran aldea de Mataveri, para luego subir en el momento oportuno hasta Orongo. Cada clan elegía a un representante, el hopu manu. En el momento culminante de las fiestas y rituales, debían descender el acantilado de Orongo y nadar hasta el Motu Nui con la ayuda de flotadores de totora llamados pora. Allí debían esperar la llegada de las aves marinas, hasta que alguno de ellos pudiera conseguir el primer huevo del Manutara. El ganador anunciaba a los suyos el resultado, lo que inmediatamente convertía a su jefe en el elegido por Make Make para convertirse en el tangata manu de esa temporada, hasta la siguiente primavera.Una de las mejores cosas de la aldea de Orongo es su privilegiada situación, justo en le borde del cráter del volcán Ranu Kau (volcán grande con agua dentro).  

Antes de despedirnos de este mágico lugar, os dejamos algunas imágenes del grupo de danza y música Kari Kari, al que fuimos la noche anterior.

Anuncios

Isla de Pascua parte II

En nuestro segundo día recorrimos los lugares más importantes de la isla. Tuvimos suerte y el clima nos respetó (en esta época del año es muy normal que llueva). Nuestra primera parada fue en Ahu Akahanga, un lugar bien interesante donde se puede apreciar el estado en el que quedaron la mayoría de los ahus (plataformas donde se sitúan los moais) de la isla tras la época de decadencia y el terremoto de 1960. Se debe tener en cuenta que aquellos ahus donde los moais están en pie es porque han sido restaurados. En tamaño es uno de los ahus más importantes de la isla (13 moais derribados, de entre 5 y 7 metros), y es aquí donde el primer rey de la isla, el legendario ariki Hotu Matu’a fue enterrado. Sus hijos lo trasladaron desde la cumbre del volcán Rano Kau, donde tuvo su última morada, hasta Akahanga (fuente: http://imaginaisladepascua.com).pascua_34pascua_35pascua_36pascua_37

Es fácil distinguir los pukaos, de roca roja volcánica, separados de los moais tras impactar con la tierra.pascua_39

De aquí fuimos al que posiblemente sea el lugar más mágico de toda la isla, Rano Raraku, el volcán en cuya ladera se encuentra la cantera en la que se esculpieron todos los moais de la isla. Sólo por ver este lugar ya vale la pena el viaje a Pascua.pascua_43pascua_44pascua_48pascua_47pascua_46pascua_49pascua_57pascua_64_1pascua_63

La cabeza del Moai Tukuturi, el moai arrodillado.pascua_64pascua_67

Se estima que el trabajo de tallado de las estatuas en Rano Raraku abarcó más de 500 años, comenzando alrededor del año 1000 d.C. y finalizando a mediados del siglo XVIII (fuente: http://imaginaisladepascua.com).pascua_51pascua_53Las esculturas que aún se hallan en las laderas superiores de la cantera se encuentran en todas las fases de elaboración. Lo primero era dar forma al moai. Se esculpía el rostro, teniendo cuidado con la nariz (guía para la simetría y las proporciones de la escultura). Después se esculpían cuello, torso, brazos y manos. Se iba liberando el material por debajo de la estatua hasta dejar una estrecha franja de piedra. Se perforaban orificios en la quilla hasta que era completamente recortada.pascua_50

Al deslizar la escultura por la pendiente corría el riesgo de romperse, como lo demuestran los restos de torsos y cabezas rotas que salpican la ladera. En la siguiente imagen se encuentra Te Tokanga, el mayor moai de toda la isla, a medio tallar, ¿eres capaz de verlo? ;).pascua_68

Al subir la ladera del volcán (unos 150 m de altura) llegamos al cráter, que en estos momentos se encuentra ocupado por una laguna. En la ladera interior del cráter se han contado más de 90 estatuas talladas.pascua_70pascua_71

Un artesano de la zona talla moais en madera.pascua_72pascua_73

Tras Rano Raraku seguimos nuestro trayecto alrededor de la isla hasta llegar a Ahu Tongariki, posiblemente el ahu más famoso y fotografiado de la isla, la imagen que a cualquier persona le viene a la mente cuando piensa en Pascua.pascua_56_1pascua_56

“Se cree que Tongariki fue el centro sociopolítico y religioso de Hotu Iti, uno de los dos grandes clanes que agrupaba a las tribus del sector este de la isla. Las primera ocupación humana data del año 900 d.C. y se relaciona con la primera fase de un primer ahu. El impresionante monumento final es el resultado de una sucesiva serie de modificaciones y ampliaciones, llevadas a cabo a lo largo de la historia, que muestran el dominio técnico alcanzado”(fuente: http://imaginaisladepascua.com).pascua_77pascua_78

Así debían lucir las casas de los antiguos pobladores de la isla:pascua_79pascua_76

Para acabar el día, una imagen del llamado ombligo del mundo, Te Pito Kura.pascua_81

Isla de Pascua parte I

También conocida como Rapa Nui (Isla Grande en el idioma tahitiano), esta isla se encuentra en medio del Océano Pacífico, y es sin lugar a dudas una de las joyas de Chile. En su idioma autóctono, la isla antes era conocida como Te pito o te henua, que significa «El ombligo de la Tierra», y Mata ki te rangi, «Ojos que miran al cielo». La denominación de Rapa Nui se hizo posteriormente extensiva en otros idiomas para denominar al pueblo aborigen y a su idioma, pero como una única palabra, «rapanui». Nosotros aprovechamos un pequeño receso en el trabajo para asomarnos a este rincón del mundo…y vaya si valió la pena. Sólo llegar a la isla, los lugareños te dan la bienvenida poniéndote el tradicional collar de flores. Una vez dejadas las maletas en el hostal, alquilamos una moto y comenzamos a recorrer la isla (sus 15 kms de ancho y su buen clima en general convierten a la moto en una buena opción). Nuestra primera parada es en la playa de Anakema, al otro lado de la isla. Este lugar es considerado como la cuna de la cultura rapanui, por ser el lugar donde desembarcó el fundador, Hotu Matu’a, proveniente de la mística isla de Hiva (Polinesia Francesa).Toda esta zona constituye un denso yacimiento arqueológico que contiene centros ceremoniales sobre y bajo la superficie, sitios habitacionales y otros vestigios importantes
Vigilando el lugar encontramos a nuestros primeros moais. Como se aprecia en las imágenes, son de los pocos que todavía conservan el pukao (el gorro, del que hablaremos más adelante).  Como (casi) siempre, los moais están situados con sus rostros mirando hacia el interior de la isla, donde estaban los poblados. Daban la espalda al mar para que el mana protector del moai pudiera proyectarse sobre su tribu. La plataforma sobre la que se levantan estas esculturas es conocida como ahu.Uno de los beneficios de viajar en temporada baja (junio-julio) es que nos encontramos la playa con esta densidad de gente.          Vamos a nuestra segunda parada del día, Puna Pau, el cráter del volcán donde se encuentra la cantera de escorias rojas (hanihani) donde se producían los antes nombrados pukao, esos gorros cilíndricos o cónicos que presentan algunos moais. Todavía hoy en día continúa la discusión sobre el origen de estos gorros y lo que representan.Se piensa que los pukao pudieron representar: (1) sombreros de plumas llamados Hau Kurakura, (2) moños teñidos con tierra roja, o Kie’a, (3) turbantes de tela vegetal hecha de mahute.
Desde aquí se trasladaron pukao de más de 10 toneladas a sitios tan alejados como Ahu Tongariki o Ahu Te Pito Kura (12 km) . De aquí fuimos a ver atardecer a Ahu Akivi, un sitio especial de la isla por ser el único donde los moais miran al mar.  Son los conocidos como moais astronómicos, que miran a las estrellas.               Y así acaba nuestro primer día en Rapa Nui, disfrutando del atardecer junto con estos silenciosos gigantes de piedra…

Valparaíso: callejeando

En el post anterior nos acercamos a Valpo de una manera más general. En este intentaremos transmitir la sensación de ir caminando por sus calles, subiendo y bajando las escalinatas que unen los cerros con el Plan.

Valpo_86

Un lugar único de la ciudad, aunque nada fácil de encontrar por lo laberíntico de las calles, es el llamado museo a cielo abierto, una zona de Valpo donde el arte urbano es el protagonista.Valpo_71

Si bien hay partes muy deterioradas, todavía se conservan pinturas en miniatura que usan los ladrillos como lienzo.Valpo_80Valpo_81Valpo_70Valpo_79

La mejor manera para llegar a este lugar es preguntar por el Hostal Bellavista, en cuyo exterior se encuentran estas pinturas.Valpo_77

O si se viene de la parte alta del cerro, bajar directamente desde La Sebastiana (casa museo de Pablo Neruda) por la calle Hécto Calvo.Valpo_68

A continuación, os dejamos una serie de vistas curiosas de la ciudad. Valpo es una ciudad por la que vale la pena perderse.Valpo_76Valpo_60Valpo_44Valpo_53Valpo_42Valpo_21Valpo_23Valpo_22Valpo_19Valpo_2Valpo_5Valpo_14Valpo_18Continuará…

Valparaíso: los cerros y el Plan

Nuestros pasos por Chile nos dirigen, como no podía ser de otra manera, a Valparaíso (Valpo, para abreviar). Esta es la tercera ciudad en importancia y tamaño del país, tras Santiago y Concepción, y también uno de sus puertos más importantes.Valpo_62

Lo primero que llama la atención de esta pintoresca ciudad es su disposición en forma de anfiteatro alrededor de la bahía homónima, con las edificaciones situadas sobre numerosos cerros.Valpo_69De esta manera podemos distinguir claramente dos zonas en Valpo: la parte baja más cercana al mar, conocida como el Plan, donde se encuentran los edificios altos de la ciudad (centro administrativo); y la parte alta correspondiente a los cerros, donde vive la mayor parte de la genteValpo_75Hay cerros de todo tipo y cada uno tiene su propia personalidad. Los hay donde las casas, siempre coloridas, se encuentran en un estado más precario…Valpo_4Valpo_56

…y los hay con palacetes de arquitectura más refinada.Valpo_45Valpo_25Valpo_74Valpo_20

Los cerros y el Plan se comunican a través de los famosos ascensores de Valpo, una suerte de teleféricos que permiten a sus habitantes moverse con facilidad desde la parte baja a la alta de la ciudad.Valpo_34Valpo_55Valpo_36Valpo_47Valpo_37

Algunos ya fuera de servicio…Valpo_41También se puede optar por una entretenida subida por escalinatas.Valpo_48Valpo_40Valpo_43Valpo_39Sea como sea, desde arriba suele haber muy buenas panorámicas de la ciudad.Valpo_26Valpo_27Valpo_38La zona del Plan es menos pintoresca a nivel arquitectónico que los cerros, pero también tiene sus cosas interesantes:Valpo_17Valpo_84Valpo_29Valpo_30

La zona cercana al puerto todavía conserva su esencia, y es un buen sitio para ir a probar el plato típico de Valpo: la chorrillanaValpo_50Continuará…

 

Ruta del Desierto parte II

Continuamos nuestro recorrido costero por la III Región de Chile, Atacama. La carretera igual nos va acercando a caletas despobladas donde las algas varadas se acumulan en montículos…RutaDesierto_54…que nos desvía hacia el interior, donde nos sorprenden las dunas de arena. Definitivamente estamos en el desierto. Toca bajar del coche y dar un paseo:RutaDesierto_56RutaDesierto_57RutaDesierto_58RutaDesierto_59Curiosas las señales de esta zona: RutaDesierto_60Nuestra siguiente parada es la considerada como MEJOR PLAYA DE CHILE, la Playa de la Virgen. La entrada al lugar se hace a través de un camino de tierra de unos 12 km desde la carretera principal.RutaDesierto_68RutaDesierto_61RutaDesierto_69RutaDesierto_62La playa en sí está muy bien, es bonita, de arena blanca y aguas limpias. Ahora, que sea la mejor playa de Chile, lo pongo en duda ;D.RutaDesierto_65RutaDesierto_66RutaDesierto_70Después de relajarnos un rato en la playa, seguimos con nuestra ruta hacia el destino final del viaje, Bahía Inglesa. El camino sigue sorprendiéndonos con las formaciones geológicas que aparecen junto a la carretera.RutaDesierto_71RutaDesierto_72RutaDesierto_73Y finalmente, tras todo el día de viaje, llegamos a Bahía Inglesa. Se trata de una bahía de unos 25 kms de amplitud, de aguas tranquilas y playas no demasiado atestadas de gente.RutaDesierto_74A parte del obvio interés como destino turístico de playa y ocio, el lugar tiene otros encantos, como el Parque Paleontológico, uno de los sectores paleontológicos más asombrosos del mundo. En general la costa de la zona contiene una cantidad enorme de fósiles de los últimos 7 millones de años. Lástima que siempre haya expoliadores de este  tipo de riqueza natural. No pudimos visitarlo por falta de tiempo, lo dejamos pues para el próximo viaje ;D.RutaDesierto_75RutaDesierto_77

Ruta del Desierto parte I

Volvemos a postear sobre la tierra que nos acoge, Chile. Esta vez nos trasladaremos a la costa de la III Región de Atacama, y recorreremos la llamada Ruta del Desierto. Nuestro viaje comienza en la localidad costera de Huasco. Desde lo alto del faro divisamos unas buenas vistas de la bahía…rutadesierto_1

rutadesierto_4…y otras vistas también pintorescas.rutadesierto_6 Comenzamos nuestra ruta hacia el norte bordeando la costa. Poco a poco, el paisaje va cambiando, pasamos de zonas semidesérticas rocosas a zonas de dunas.rutadesierto_13

rutadesierto_9

rutadesierto_10Esta zona de Chile se caracteriza por ser una de las más pobres del país. La escasez de agua es un factor determinante en el subdesarrollo de la región.rutadesierto_16

rutadesierto_20A mitad de nuestro recorrido llegamos a la entrada costera del Parque Nacional Llanos de Challe. El ecosistema desértico costero conforma el hábitat de especies autóctonas, como la Leontochir ovallei, conocida localmente como Garra de león, que se encuentra en estado vulnerable. rutadesierto_24 En cuanto a la fauna, uno de los animales destacados de la zona es el gato colocolo, también conocido como “gato de las pampas” u “oskollo” (quechua).rutadesierto_25En la entrada al parque encontramos un curioso camping gestionado por la CONAF, y digo curioso por las formaciones de granito esferado que le dan al lugar un aspecto casi mágico.
rutadesierto_27

rutadesierto_29

rutadesierto_30

rutadesierto_34

rutadesierto_39

rutadesierto_42

rutadesierto_43

rutadesierto_44

rutadesierto_46

rutadesierto_50A pocos metros de la entrada, uno de los mayores atractivos del Parque Nacional, Playa Blanca. Se trata de una playa salvaje en muy buen estado de conservación, a la que se llega a través de pasarelas de madera. Lástima que el agua esté casi siempre tan fría… rutadesierto_49

rutadesierto_48

rutadesierto_51Ya que en los parques nacionales de Chile no permiten la entrada de mascotas, decidimos buscar un buen lugar fuera del camping donde poner nuestra tienda para pasar la noche. La verdad no fue muy difícil en un lugar tan increíble. Encontramos este rincón, protegido de los vientos del pacífico por dos grandes promontorios graníticos.
rutadesierto_47

rutadesierto_36

Continuará…

Boyacá, patrimonio cultural y natural

Aunque no es uno de los destinos turísticos más conocidos de Colombia, el departamento de Boyacá ofrece al viajero un punto de vista diferente de lo que se espera del país. Se trata de una zona preeminentemente rural, bastante heterogénea, desde la cordillera andina (Parque Nacional El Cocuy), hasta el piedemonte llanero. Famosa por sus minas de esmeralda, esta región es importante para el patrimonio cultural colombiano, al estar situada en un lugar estratégico de paso desde la costa caribeña hasta Bogotá. No en vano se libró aquí la batalla que dio la independencia a Colombia de España un 7 de agosto de 1819, hito conocido como la batalla de Boyacá y cuya victoria se conmemora en el Puente del mismo nombre. La primera parada es obligada, Villa de Leyva, uno de los pueblos más bonitos de Colombia. Fundada en 1572, todavía conserva la arquitectura colonial característica. De hecho le pasa un poco como a Barichara, uno tiene la sensación de estar caminando por un pueblo de España.

boyaca_2Todo el pueblo, Plaza de Armas incluida, está empedrado, lo que le da un toque rústico único. Su cercanía a Bogotá lo convierte en uno de los destinos turísticos más visitados del país.
boyaca_

boyaca_4La esencia colonial no solo se notaba en cada casa, sino que la cuidada arquitectura parecía congelar la imagen en un tiempo pasado.
boyaca_5

boyaca_7

boyaca_8

boyaca_10Una de las características de esta localidad es que, a diferencia de la cercana Bogotá, goza de cielos más limpios, por lo que es común visitar la zona para observar las estrellas.boyaca_12

boyaca_13Abandonamos Villa de Leyva y continuamos ruta por Boyacá a nuestro siguiente destino: el pueblo de Nobsa. Allí pudimos apreciar los atuendos típicos del departamento boyacense: el gorro blanco y la ruana (el poncho de lana). boyaca_21

boyaca_22

boyaca_23

boyaca_24Tras Nobsa nos dirigimos al lago Tota, el más grande de Colombia (70 km2) y el segundo lago navegable más alto de América del Sur (3.115 metros sobre el nivel del mar)boyaca_28 En el lago Tota encontramos mucho lugareño y poco turista, lo que hace que se mantenga como un lugar bastante auténtico.boyaca_29 Las vistas hacen que valga la pena la visita. El clima frío y el paisaje te alejan de la visión caribeña que se tiene de Colombia.  boyaca_33

boyaca_35

boyaca_36 Ya de vuelta a Bogotá paramos a almorzar en otro pueblito típico boyacense, Iza:boyaca_37

boyaca_38Éste es el conocido como pueblito boyacense del Pantano de Vargas, última parada de nuestro viaje.
boyaca_39

 

En este lugar encontramos un monumento a la Batalla del Pantano de Vargas. En ella, el ejército granadino-venezolano al mando de Simón Bolívar pretendía cerrar el paso a las fuerzas realistas que se dirigían a la ciudad de Bogotá.

Fragmento de historia (fuente:wiki) “… en Gámeza las mujeres al ver a estos hombres prácticamente desnudos y con el fin de ayudarlos, se quitaron sus enaguas y se las entregaron para que se abrigaran. El ejército patriota sigue su camino. Por otro lado, José María Barreiro (realista), posicionándose en la casa de las seis ventanas dice: “Ni Dios ni nadie me quitará esta victoria”. Mientras tanto el libertador y su ejército llegan a donde hoy es el Pantano de Vargas, Simón Bolívar se ubica donde hoy es el cerro de Bolívar y dice que la batalla ya esta perdida. En ese momento Juan José Rondón le dice que lo deje dirigir las tropas, Bolívar le dice: “Salve usted la patria” y se esconde en la piedra hueca ubicada en el cerro mencionado. Es así como Rondón le dice al ejército que lo siguiera, catorce lanceros así lo hicier0n. Formaron como una flecha y rompieron las filas realistas. Por otro flanco cargó el destacamento de la legión británica al mando del coronel James Rooke. Después de esto, las tropas realistas huyeron a los Molinos de Bonza en Paipa. Sin duda alguna esta fue la batalla más sangrienta y radical vista por el suelo colombiano durante la campaña libertadora. Gracias a esta el ejército libertador llegó a Tunja el día 4 de agosto de 1819 y La Gran Colombia pudo gritar libertad el día 7 de agosto de 1819″.

boyaca_41

boyaca_46 Con esta imagen de un guía que relataba las grandezas del ejército colombiano nos despedimos hasta la próxima entrada ;Dboyaca_47

Barichara

De todos los pueblos colombianos que visitamos, creo que el que más nos gustó fue Barichara. Y mira que los hay muy pintorescos y coloridos como Guatapé, coloniales y famosos como Villa de Leyva, o de montaña como Cocuy, pero Barichara tiene un algo que lo hace muy auténtico.barichara1Al pasear por este pueblito situado en el corazón del Departamento de Santander uno tiene la sensación de caminar por un pueblo de Andalucía o Castilla. Casas blancas, suelo empedrado color arcilla, clima cálido y colinas verdes.
barichara6 Es un sitio tranquilo, donde el tiempo parece pasar lento.barichara7

barichara8

barichara10La catedral de Barichara al fondo: barichara15

barichara17 Vale la pena pasear calle arriba hasta la Capilla de Santa Bárbara, donde hay una buena panorámica del pueblo.barichara18

barichara22

barichara23La Capilla de Santa Bárbara, en la parte alta del pueblo: barichara25

barichara28Detrás de la capilla, subiendo un poco más, uno llega a un mirador con unas vistas espectaculares de los alrededores.barichara30

barichara31

barichara34

barichara36

barichara40Uno de los pueblos imprescindibles de Colombia, con toda la esencia de la mezcla de culturas, arquitectura colonial y estilo de vida de la Colombia rural ^^

Patagonia IV: Parque Nacional Tierra del Fuego Ushuaia

Patagonia154Y llegamos a Ushuaia, la llamada “ciudad más austral del Mundo”, situada en la isla de Tierra del Fuego, en el extremo sur de Argentina. Es la única ciudad de este país a la que se accede cruzando los Andes. Este remoto lugar se encuentra sobre el Canal Beagle, que es uno de los pasos bioceánicos que unen el Atlántico con el Pacífico. De hecho, uno de los tours más populares entre los turistas es el que recorre el canal Beagle, acercándose hasta algunas islas donde se puede observar la fauna local (pingüinos magallánicos, cormoranes, lobos marinos, etc). Nosotros descartamos esta visita por falta de tiempo y de dinero, y es que Ushuaia es una ciudad tremendamente cara :(.  Patagonia113Desde Ushuaia hay unas impresionantes vistas de los picos del monte Olivia y el Cerro 5 Hermanos. Para los amantes del alpinismo, sin duda Ushuaia es un destino a tener en cuenta.
Patagonia114 Los argentinos no olvidan a las Islas Malvinas, que hoy día siguen reclamando como parte de esta región.Patagonia115 La primera excursión que hicimos, aprovechando el buen día (algún que otro chubasco y algo de frío, pero en general bien) fue la visita al Parque Nacional Tierra del Fuego. Ya sólo por esto vale la pena viajar a Ushuaia. Comenzamos la ruta dirigiéndonos al norte bordeando el lago Roca, en busca del Hito XXIV, que separa Argentina de Chile, atravesando un bosque de lengas que parecía sacado de un documental.
Patagonia118El lago Roca:Patagonia117

Patagonia124

Patagonia120

Patagonia129

Patagonia122

Patagonia123

Patagonia125Tras una hora y algo de camino a buen ritmo llegamos al recóndito hito. Patagonia126 Patagonia127La fauna que nos encontramos por el camino: Patagonia131

Patagonia133

Patagonia134

Patagonia141

Patagonia142Tras visitar el hito seguimos recorriendo el parque dirección sur, en busca de las famosas castoreras. Tuvimos suerte y nos salió el sol, lo que hizo que nuestro paseo fuera muy agradable: Patagonia135

Patagonia137

Patagonia138Al cabo de una hora llegamos a las castoreras. En 1946 se introdujeron en Tierra del Fuego 25 parejas de castores con fines peleteros (fue un intento de producción nunca alcanzado). Sin predadores ni competidores naturales, y en un ambiente similar al propio, la especie colonizó exitosamente el ecosistema fueguino.Patagonia144El castor es un animal que modifica los ambientes que coloniza para alcanzar su principal objetivo: construir diques para mantener un embalse donde instalar su colonia familiar. Sin embargo, construye su “paraíso” sacrificando valiosos bosques ribereños nativos…Patagonia146Los castores cortan los árboles para alimentarse de hojas y corteza, para gastar sus dientes de crecimiento continuo y para construir los diques que, al retener sedimentos, materia orgánica y agua modifican la dinámica natural de los ríos, arroyos y el ciclo de nutrientes. Esto produce la desaparición de extensas áreas boscosas.

Los árboles de los bosques fueguinos, a diferencia de los que conviven con el castor en su lugar de origen, no pueden rebrotar una vez han sido cortados, ni están adaptados a sobrevivir en ambientes inundados, por lo que una vez formado el embalse, mueren los individuos que quedan dentro.
Patagonia149 Nosotros tuvimos mucha suerte ya que llegamos a las castoreras a las 7 pm, hora en la que ellos salen, una vez los turistas han vuelto a la ciudad. Eso nos permitió disfrutar de algo muy difícil, que fue observar a estos huidizos animales nadar en los embalses.Patagonia150Al poco el bus que debía llevarnos a Ushuaia de vuelta nos recogió en este espectacular bosque de lengas.
Patagonia152

Patagonia153Continuará…