Boyacá, patrimonio cultural y natural

Aunque no es uno de los destinos turísticos más conocidos de Colombia, el departamento de Boyacá ofrece al viajero un punto de vista diferente de lo que se espera del país. Se trata de una zona preeminentemente rural, bastante heterogénea, desde la cordillera andina (Parque Nacional El Cocuy), hasta el piedemonte llanero. Famosa por sus minas de esmeralda, esta región es importante para el patrimonio cultural colombiano, al estar situada en un lugar estratégico de paso desde la costa caribeña hasta Bogotá. No en vano se libró aquí la batalla que dio la independencia a Colombia de España un 7 de agosto de 1819, hito conocido como la batalla de Boyacá y cuya victoria se conmemora en el Puente del mismo nombre. La primera parada es obligada, Villa de Leyva, uno de los pueblos más bonitos de Colombia. Fundada en 1572, todavía conserva la arquitectura colonial característica. De hecho le pasa un poco como a Barichara, uno tiene la sensación de estar caminando por un pueblo de España.

boyaca_2Todo el pueblo, Plaza de Armas incluida, está empedrado, lo que le da un toque rústico único. Su cercanía a Bogotá lo convierte en uno de los destinos turísticos más visitados del país.
boyaca_

boyaca_4La esencia colonial no solo se notaba en cada casa, sino que la cuidada arquitectura parecía congelar la imagen en un tiempo pasado.
boyaca_5

boyaca_7

boyaca_8

boyaca_10Una de las características de esta localidad es que, a diferencia de la cercana Bogotá, goza de cielos más limpios, por lo que es común visitar la zona para observar las estrellas.boyaca_12

boyaca_13Abandonamos Villa de Leyva y continuamos ruta por Boyacá a nuestro siguiente destino: el pueblo de Nobsa. Allí pudimos apreciar los atuendos típicos del departamento boyacense: el gorro blanco y la ruana (el poncho de lana). boyaca_21

boyaca_22

boyaca_23

boyaca_24Tras Nobsa nos dirigimos al lago Tota, el más grande de Colombia (70 km2) y el segundo lago navegable más alto de América del Sur (3.115 metros sobre el nivel del mar)boyaca_28 En el lago Tota encontramos mucho lugareño y poco turista, lo que hace que se mantenga como un lugar bastante auténtico.boyaca_29 Las vistas hacen que valga la pena la visita. El clima frío y el paisaje te alejan de la visión caribeña que se tiene de Colombia.  boyaca_33

boyaca_35

boyaca_36 Ya de vuelta a Bogotá paramos a almorzar en otro pueblito típico boyacense, Iza:boyaca_37

boyaca_38Éste es el conocido como pueblito boyacense del Pantano de Vargas, última parada de nuestro viaje.
boyaca_39

 

En este lugar encontramos un monumento a la Batalla del Pantano de Vargas. En ella, el ejército granadino-venezolano al mando de Simón Bolívar pretendía cerrar el paso a las fuerzas realistas que se dirigían a la ciudad de Bogotá.

Fragmento de historia (fuente:wiki) “… en Gámeza las mujeres al ver a estos hombres prácticamente desnudos y con el fin de ayudarlos, se quitaron sus enaguas y se las entregaron para que se abrigaran. El ejército patriota sigue su camino. Por otro lado, José María Barreiro (realista), posicionándose en la casa de las seis ventanas dice: “Ni Dios ni nadie me quitará esta victoria”. Mientras tanto el libertador y su ejército llegan a donde hoy es el Pantano de Vargas, Simón Bolívar se ubica donde hoy es el cerro de Bolívar y dice que la batalla ya esta perdida. En ese momento Juan José Rondón le dice que lo deje dirigir las tropas, Bolívar le dice: “Salve usted la patria” y se esconde en la piedra hueca ubicada en el cerro mencionado. Es así como Rondón le dice al ejército que lo siguiera, catorce lanceros así lo hicier0n. Formaron como una flecha y rompieron las filas realistas. Por otro flanco cargó el destacamento de la legión británica al mando del coronel James Rooke. Después de esto, las tropas realistas huyeron a los Molinos de Bonza en Paipa. Sin duda alguna esta fue la batalla más sangrienta y radical vista por el suelo colombiano durante la campaña libertadora. Gracias a esta el ejército libertador llegó a Tunja el día 4 de agosto de 1819 y La Gran Colombia pudo gritar libertad el día 7 de agosto de 1819″.

boyaca_41

boyaca_46 Con esta imagen de un guía que relataba las grandezas del ejército colombiano nos despedimos hasta la próxima entrada ;Dboyaca_47

Anuncios

Barichara

De todos los pueblos colombianos que visitamos, creo que el que más nos gustó fue Barichara. Y mira que los hay muy pintorescos y coloridos como Guatapé, coloniales y famosos como Villa de Leyva, o de montaña como Cocuy, pero Barichara tiene un algo que lo hace muy auténtico.barichara1Al pasear por este pueblito situado en el corazón del Departamento de Santander uno tiene la sensación de caminar por un pueblo de Andalucía o Castilla. Casas blancas, suelo empedrado color arcilla, clima cálido y colinas verdes.
barichara6 Es un sitio tranquilo, donde el tiempo parece pasar lento.barichara7

barichara8

barichara10La catedral de Barichara al fondo: barichara15

barichara17 Vale la pena pasear calle arriba hasta la Capilla de Santa Bárbara, donde hay una buena panorámica del pueblo.barichara18

barichara22

barichara23La Capilla de Santa Bárbara, en la parte alta del pueblo: barichara25

barichara28Detrás de la capilla, subiendo un poco más, uno llega a un mirador con unas vistas espectaculares de los alrededores.barichara30

barichara31

barichara34

barichara36

barichara40Uno de los pueblos imprescindibles de Colombia, con toda la esencia de la mezcla de culturas, arquitectura colonial y estilo de vida de la Colombia rural ^^

Guatapé y El Peñón

Una de las muchas regiones colombianas que nos faltaban por conocer era Antioquia, tierra de orgullosos paisas. Si bien la altura de esta región puede oscilar entre los 1000 y los 4000 metros sobre el nivel del mar, nosotros recorrimos una zona de altura media, entre Medellín (la capital de la región y segunda ciudad más importante del país) y el pueblo de Guatapé, lo que nos permitió disfrutar de -posiblemente- el mejor clima de todo el país (20-25ºC, entre los 1800-2000 msnm). Los paisajes de esta zona nos encantaron: suaves colinas de prados y bosques, con caseríos campestres de aspecto más parecido a los que se pueden ver por Francia o Suiza que lo que habíamos visto hasta ahora en Colombia. Ríos y lagos, flores… Daba la sensación de estar en primavera, ¡y es así todo el año! Es una de las cosas buenas que tiene Colombia, como dicen ellos, el “clima a la carta”.Guatapé3

Guatapé7

Guatapé8A pocos kilómetros del pueblo de Guatapé está uno de los atractivos turísticos de la zona, el Peñón (o Piedra del Peñol). Se trata de un monolito granítico de 220 metros de altura, desde lo alto del cual se tienen vistas espectaculares del enorme embalse de Peñol-Guatapé.

Guatapé15

Guatapé5Son unas cuantas escaleras para subir al mirador…Guatapé9

Guatapé10

Guatapé20

Guatapé25

Guatapé17 Por todos es conocida la modestia paisa…xD.Guatapé11Como no subimos por problemas de rodilla-pereza, aqui os dejo una imagen de wikipedia del embalse:1Y ya llegamos al colorido y pintoresco pueblo de Guatapé, el pueblo de los zócalos, tal vez uno de los más bonitos de Colombia. Pero, ¿qué es un zócalo?:Guatapé40Algunos ejemplos de zócalos:

Guatapé26

Guatapé36

Guatapé28

Guatapé34

Guatapé38

Guatapé30

Guatapé33Y ahora ampliamos la óptica un poco…Guatapé14

Guatapé32El pueblo se encuentra a la orilla del embalse, por lo que es posible tomar una embarcación turística que te lleve de paseo por la zona. Incluso te muestran alguna de las fincas donde Pablo Escobar enterraba parte de su dinero.
Guatapé13
El curioso sistema público de locomoción de la zona era el motocarro, que por un módico precio te llevaba por la zona (si se es extranjero se recomienda regatear…)Guatapé39

Guatapé27Más imágenes del pueblo para acabar:Guatapé35

Guatapé18

Guatapé29

Guatapé31Nos despedimos de Guatapé con este montaje que muestra la variedad de iluminaciones nocturnas de la iglesia:Guatapé12

 

Islote, la isla más densamente poblada del mundo

Una de las excursiones que hicimos en lancha desde Tintipán fue a Santa Cruz del Islote, un curioso lugar caracterizado por ser la isla más densamente poblada del mundo. De camino a este curioso lugar nos cruzamos con unas casas flotantes que tienen su propio muelle, y cumplen las funciones de hotel:Tintipan56_1

Tintipan58_1Conforme nos íbamos acercando a Islote nos fuimos dando cuenta que lo que se decía de este lugar era cierto. Una aglomeración de casas de colores a ras de mar, sin sitio entre ellas casi para pasar. Según la wiki, posee 1.247 habitantes, y el 65% de la población es menor de edad, hay tan solo 6 apellidos y 97 casas. La isla tiene aproximadamente 1 Hectárea de extensión. La densidad media de la isla es de 1,25 habitante por cada 10 m², es decir, la densidad es de 125.000 habitantes por km².Tintipan62_1

Tintipan63_1Los lugareños no tardaron en salir a recibirnos. Este señor de la imagen hace a diario el recorrido desde Islote, donde vive, hasta Tintipán, donde trabaja, en ese pequeño bote de remos con su hijo.Tintipan64_1Los niños del lugar nos enseñaron una piscinita donde criaban tortugas como esta:Tintipan66_1En la isla hay algunos equipamientos como comercios, puesto de salud, un colegio cuyo patio es la plaza mayor del pueblo y la iglesia, y una planta eléctrica que funciona solo durante la noche.Tintipan80_1

Tintipan68_1

Tintipan69_1

Tintipan70_1Actualmente se están instalando celdas solares donadas por el gobierno japonés, las cuales abastecerán de energía al islote las 24 horas al día.Tintipan73_1

Tintipan72_1

Tintipan71_1Una de las cosas que más nos impactó cuando estuvimos allí fue que para acceder al centro del pueblo debimos cruzar por el interior de algunas casas, con sus habitantes dentro, que nos saludaron amablemente al pasar (por su salón…). Tintipan75_1Como cabría esperar en una isla de estas características, la actividad principal es la pesca.

Tintipan76_1

Tintipan74_1No en vano, Fernando Salinas dijo sobre la isla: “Duermen tan juntos que sueñan lo mismo”.
Tintipan77_1

Tintipan78_1

Tintipan79_1

Si viajais al Archipiélago de San Bernardo no dejéis de ir a conocer este curioso sitio, donde uno se replantea las cosas acerca de las necesidades habitacionales de los individuos, y de lo afortunados que somos muchos de nosotros al poder contar al menos con un lugar donde poder tener un poco de espacio para uno mismo ;).

Archipiélago San Bernardo: Tintipán

Uno de los viajes que hicimos aprovechando la visita de mis padres fue al desconocido archipiélago de San Bernardo, situado al sur de las turísticas Islas Rosario. Conocidas estas últimas, y sin habernos entusiasmado demasiado (véase Playa Blanca), decidimos buscar un sitio más auténtico y menos masificado donde pudiéramos ver la esencia del caribe colombiano de forma más natural y tranquila.

Así que, basándonos en los comentarios y consejos encontrados en la red, decidimos aprovechar nuestra estancia en Cartagena de Indias para dejarnos caer unos días en este genial rincón de Colombia. Nuestro destino: Tintipán, una de las islas principales de dicho archipiélago, que cuenta con 9 islas más, entre las que se encuentran algunas más conocidas como Múcura o Islote.

Cómo llegar: Desde Cartagena tomamos un bus de 2h hacia el sur hasta llegar a la localidad de San Onofre, y desde allí toca desplazarse en taxi hasta el pueblecito costero de Rincón. Allí nos esperaba ya una lancha del lugar donde nos quedaríamos hospedados.Tintipan1_1Tintipan3_1El trayecto desde Rincón hasta Tintipán en lancha es de unos 45 minutos.Tintipan6_1Nos hospedamos en Punta Norte (donde el uruguayo), una pequeña residencia compuesta de unas pocas cabañas, algunas construidas sobre el mar, lugar al que sólo se puede acceder por vía marítima. No existen caminos que comuniquen el lugar con el resto de la isla. Si buscábamos algo aislado y sin aglomeraciones habíamos dado en el clavo :D.Tintipan7_1Tintipan8_1El sitio nos convenció desde el primer momento, y no es para menos. Éramos, junto con dos parejas más, los únicos huéspedes de este lugar:Tintipan15_1Tintipan12_1Tintipan26_1Otro de los puntos fuertes del lugar, sin lugar a dudas, fue la comida, ya que ofrecían de almuerzo pescados y mariscos (ya nos apetecía después de tanto tiempo en Bogotá) recogidos en la misma mañana desde el muelle:Tintipan20_1Tintipan23_1Tintipan25_1Otro de los habitantes de la zona:Tintipan27_1Por la tarde nos ofrecieron dar un paseo por una playa cercana, donde volvíamos a ser los únicos visitantes, pura tranquilidad y arena blanca.Tintipan28_1Tintipan29_1Tintipan35_1Volvimos justo para ver atardecer y cenar ^^Tintipan33_1A la mañana siguiente, los bichos nocturnos (una de las cosas que hay que asumir al visitar este tipo de paraísos) me despertaron antes del amanecer, así que aproveché para captar algunas imágenes con la mejor luz del día:Tintipan37_1Tintipan41_1Tintipan44_1Tintipan47_1Los trabajadores del hospedaje llegan al alba desde Islote.Tintipan49_1Tintipan53_1Tintipan55_1Sin lugar a dudas un lugar digno de conocer, un paraíso libre por ahora de la explotación hotelera masiva, muy recomendable si se busca tranquilidad y pura esencia caribeña.  Continuará…

Parque Tayrona

En las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo, se encuentra un sitio único de la costa caribeña colombiana, el Parque Nacional Natural Tayrona. Se encuentra a 34 km de la ciudad de Santa Marta, y es uno de los parques naturales más importantes de Colombia. Es hábitat de una gran cantidad de especies que se distribuyen en regiones con diferentes pisos térmicos que van desde el nivel del mar hasta alturas de 900 m. Nosotros habíamos oído muchos comentarios sobre este lugar, y generalmente buenos, así que aprovechando que mis padres se encontraban de viaje por la zona, decidimos ir a conocerlo. El parque es un sitio genial para los que quieran desconectar del mundo unos días y estar relajados rodeados de pura naturaleza, aunque también se pueden hacer otras actividades como buceo, senderismo, montar a caballo, etc.Tayrona6Dado que llegamos al parque a una hora bastante calurosa decidimos hacer el recorrido hasta Arrecifes (donde se encontraba nuestro camping, el Paraíso) montados a caballo, ya que la alternativa era caminar cargados durante casi 2 horas bajo un sol sofocante.Tayrona7Tras un bonito y relajado paseo a través de la selva, por fin llegamos a la costa. La primera playa que encontramos fue la de Arrecifes, con cabo Cañaveral al fondo. Se trataba de una impresionante playa salvaje en la que estaba prohibido el baño por las fuertes corrientes.Tayrona10Al lado de la playa había un humedal donde, según los carteles, había caimanes. En la imagen, una garza.Tayrona11Nuestro camping se encontraba entre las palmeras que se ven al fondo…Tayrona12En todo el Parque Tayrona es fácil encontrar estas enormes rocas graníticas, agrietadas por acción de los elementos. Tayrona13Y por fin encontramos el cartel de llegada al camping, que se encuentra al lado de la famosa panadería de Tayrona, donde cenamos todos los días pescado fresco :D.Tayrona16Dentro de la amplia diversidad de fauna local pudimos ver algunos tipos de aves, monos, y hasta un perezoso ^^. Tayrona17Pareja de buitres acaramelados en lo alto de una palmera. Tayrona21Un córvido:Tayrona23Y una banda de monos que nos pasaron por encima cuando íbamos de camino a la playa de la Piscina :).Tayrona30

Tayrona31

Tayrona33

Tayrona34

Tayrona36¡Y el perezoso! El pobre estaba estresadísimo porque un grupo de turistas no pararon de darle la tabarra para echarse selfies con él, y claro, teniendo en cuenta la velocidad de estos animalillos, no tuvo mucha posibilidad de escaparse. Nosotros optamos por dejarle en paz…Tayrona55A pesar de que nuestra intención era llegar a la famosa playa de la Piscina, de camino nos encontramos con una playita solitaria, así que decidimos quedarnos allí a echar la tarde.Tayrona19

Tayrona20

Tayrona27Al día siguiente, este es el aspecto que tenía nuestro camping al amanecer desde nuestra cabaña, después de haber pasado una noche increíble de tormenta eléctrica 8·).Tayrona37Y de nuevo, un poco de caminata para conocer la parte más famosa y fotografiada del parque, el Cabo San Juan. Los lugareños nos contaron que llevaba nada menos que 7 meses sin llover, de ahí el aspecto reseco que ofrecía la selva en esa zona. El único beneficio de esa situación fue la cantidad mínima de mosquitos con los que tuvimos que lidiar. Nos esperábamos mucho más realmente.Tayrona42Y llegamos a la playa del Cabo de San Juan…y entonces empezamos a ver gente. No cabe duda que la playa es muy bonita, esa y la que sigue, pero también estaba bastante llena de gente para los cánones del parque. Si vais a Tayrona debéis decidir qué es lo que vais buscando, tranquilidad y descanso (debéis quedaros en la zona de Arrecifes) o ambiente más festivo y mucha más gente. En tal caso podéis hospedaros en los campings y/o cabañas de esta zona.Tayrona44Estas son las vistas desde la construcción que hay encima del cabo… buen sitio para echarse una siesta escuchando el mar…Tayrona45

Tayrona46

Tayrona49Y así pasamos esos tres días, de playa en playa en un lugar más que recomendable, eso sí, en temporada baja para evitar aglomeraciones :). Nos despedimos hasta la próxima con una foto de un lugareño, con traje blanco típico de los Tayrona, la tribu indígena que todavía habita estas tierras.Tayrona53

 

Manu Chao en Bogotá

Aprovechando que el señor Manu Chao tuvo a bien pasarse por Bogotá, y teniendo en cuenta la cercanía del cumpleaños de Betty, decidimos ir a celebrarlo al concierto, y ya de paso ella podría poner otra cruz en la lista de grupos de música que por fin consigue ver en vivo. Yo ya los había visto y por eso iba sobre seguro; si bien en los discos de estudio suele ser música más tranquila, en los conciertos Manu Chao y su banda la lían bastante parda…y esta vez no fue menos…namuEl sitio donde se celebró estaba bastante cómodo, allá en el norte, a las afueras de Bogotá. Ya tenía ganas de estar en un evento en esta ciudad que no estuviera abarrotado de gente. Hubo la cantidad perfecta de personas para pasar un día relajado sin masificaciones típicas bogotanas. Y encima el clima nos respetó, ¡eso si que es raro!

Manuchao_1

Manuchao_2El lugar estaba habilitado con cantidad de balas de paja donde la gente podía sentarse a pasar el rato mientras empezaba el concierto importante, escuchando a los teloneros de fondo.

ManuchaoYa con Manu Chao en el escenario…

Manuchao_3

Manuchao_4

Aunque mejor ver un video ¿no?

Isla de Providencia parte II

No hay nada mejor después de un buen buceo en el caribe que un descanso en una playa como esta, donde se encontraba Felipe Diving, la escuela con la que hicimos la inmersión.

Providencia70

Providencia72Tras un buen almuerzo con Sean, Ivo y Milena (que los conocimos buceando) en un restaurante de playa bastante conocido llamado El Divino Niño, decidimos ir los 7 juntos a alquilar unos kayaks y cruzar el trecho de mar que separa Providencia de Cayo Cangrejo, al grito de “Pan de coco caliente y cerveza fríííía!”:

Providencia73[youtube http://youtu.be/WD–VFzohv0]

Las vistas desde lo alto del cayo eran impresionantes. Ahí uno se daba cuenta de por qué le llaman el mar de los 7 colores.

Providencia76

Providencia79Antes de volver a Providencia le di buceando una vuelta entera al cayo para ver los arrecifes coralinos formados alrededor de él.

Providencia88

Providencia89Y cuando completé la vuelta, llegué a tiempo para captar el salto artístico de Ivo y Sean desde el muelle…

Providencia96Y otros saltos no tan artísticos…

Providencia92

Providencia97Por la noche salimos los 7 a tomar algo, a celebrar nuestro encuentro y a despedirnos, ya que al día siguiente nos tocaría volver a la lluviosa Bogotá. El sitio al que fuimos fue el mítico Rolando’s. Un bar en la Playa Manzanillo, regentado por Rolando, y frecuentado por todos los rastas de la isla, así que os podéis imaginar el ambiente de buen rollo del lugar.

Providencia104

Providencia106

Providencia107Unos cuantos bailes, cervezas y risas cayeron al ritmo de música reggae, la mejor despedida posible para una isla como Providencia.

Providencia108Ya al día siguiente, haciendo las maletas, un par de animalillos nos vinieron a despedir:

Providencia115

Providencia116En conclusión, esperamos volver… y si eso ocurre, gastaríamos más días en Providencia. San Andrés sólo de paso.

Providencia118

Isla de Providencia parte I

Seguimos nuestro viaje por el archipiélago de San Andrés, Santa Catalina y Providencia, y ahora os hablaremos sobre ésta última.Providencia se encuentra a unos 90 kms de San Andrés, y a unos 220 kms de Nicaragua, mucho más cerca de este país que de Colombia. Por lo que habíamos podido oír de Providencia, teníamos una idea bastante segura de que esta isla nos iba a gustar, y mucho, ya que es la menos turística, mejor conservada y más auténtica del archipiélago…y así fue.  Eso no quita que el viaje de 4h en catamarán fuera una pesadilla, en la que no se libró del mareo casi nadie (nosotros fuimos la excepción por una vez ;D).

Providencia04Al llegar nos vino a recoger el señor Sam, que nos daría alojamiento en su impresionante casa de huéspedes Windy View, al sur de la isla (recomendadísima).

Providencia17

Providencia18

Providencia20

Ya un poco repuestos del movido viaje, alquilamos unas motos para movernos por la isla los 3 días que permanecimos en ella. Sin duda es una manera económica y rápida de desplazarse en Providencia, ya que la isla tiene unos 7 km de largo y 4 de ancho.

Comenzamos nuestro paseo visitando la isla de Santa Catalina, a la que se accedía a través de una pasarela sobre la Bahía de Catalina:

Providencia09

Una de las imágenes más llamativas que se alcanzaban a ver desde Providencia era la del Cayo Cangrejo, un islote rodeado de arrecifes de coral que visitaríamos al día siguiente.

Providencia12

Bien temprano por la mañana del siguiente día decidimos ir a bucear con botella, ya que es uno de los grandes atractivos de la isla. Este archipiélago posee el tercer arrecife de coral más importante del mundo, así que no había excusa. Además, de los 4 que éramos, sólo yo tenía el carnet de buceador, con lo que las tres chicas se quedaron aprendiendo los conceptos básicos de la inmersión con botella mientras a mi me llevaban a ver tiburones bien de cerca ^^.

Providencia26

Providencia29

Providencia34Al volver a la playa tras la primera inmersión recogimos al resto del grupo, ya preparados para su primera inmersión. Nos llevaron a dar un paseo submarino por entre los corales del sur de la isla…

Providencia41

Impresionante coral cerebro:

Providencia43

Providencia46Pez Ángel gris:

Providencia49Manta raya:

Providencia56

Providencia60

Providencia63

Providencia65

Al salir del agua uno tenía la sensación de estar en algo parecido al paraíso, una isla caribeña con pintorescas casitas y un mar de múltiples colores. Los lugareños son gente relajada que hablan una curiosa mezcla de inglés caribeño con español, imposible seguirles el hilo :).

Providencia68

Tras esta bonita experiencia empezó a apretar el hambre, así que fuimos a comer pescaito a un restaurante típico de playa. El resto del viaje, en el siguiente post!Providencia69