Empezando

Ya tenía yo ganas de ponerme a escribir sobre las vivencias de Betty y mías (Fer), dos murcianicos que se lanzaron a la aventura en Colombia en busca de oportunidades laborales, y ya de paso, de cumplir un sueño. A parte de servirnos como memorias para el futuro, este blog también es una buena oportunidad para que familia y amigos tengan constancia de lo que ocurre a este lado del charco.

Sin más dilación, comenzamos con el Capítulo 1 de esta historia ;D.

BOGOTÁ: PRIMERAS IMPRESIONES

TRÁFICO: Lo primero que llama la atención de esta ciudad es sin lugar a dudas el tráfico. Conducen tan mal (o tan bien, según se mire) como en Estambul, Túnez o Palermo, pero con mucha más densidad de coches. Aunque a primera vista parece totalmente caótico, tiene sus normas no escritas, tales como:

IMG_3123

–        El primero que pite tiene preferencia.

–        Si ves un hueco en el que el coche no quepa, métete, pita y a esperar que te abran paso.

–        El peatón NO tiene preferencia, porque NO hay pasos de cebra, no obstante, si te pones delante de un coche éste parará. Algo es algo…

–        Nadie se insulta ni se cabrea, eso es de europeos (bueno, algún “¡más rápido huevón!” se puede dejar oír).

Las grandes avenidas tienen bastante contaminación acústica y de aire, pero en cuanto te alejas un poco se puede pasear tranquilamente.

LA CIUDAD en sí no es muy monumental, pero es pintoresca y muy verde, y el hecho de tener la montaña pegadita hace que haya unos paisajes espectaculares. Ya nos han dicho que los pueblos de alrededor vale la pena visitarlos 100%. En la foto, vistas desde la biblioteca de la Universidad Tadeo Lozano, en el centro.IMG_3151

El centro de la ciudad, que es donde se encuentran la mayor parte de las Universidades y monumentos, no goza de muy buena fama en cuanto a SEGURIDAD, ya que los llamados “rateros” proliferan aquí en busca del turista incauto. Es tipo Metro de Madrid, o estaciones de bus de Sevilla o cualquier otra ciudad. No obstante, estando un poco atento a lo que pasa alrededor se puede pasear tranquilamente por los mercados callejeros, que tienen de todo.

 Bogotá está jerarquizada en los llamados ESTRATOS, que van del 1 (barrios más pobres, generalmente al sur de la ciudad) al 6 (barrios ricos, en la zona norte). El centro es estrato 2-3, y de ahí va aumentando progresivamente hacia el norte. 

El tema de los estratos tiene su lado bueno y su lado malo. El bueno es su cara social, los estratos más pudientes (4,5,6) subvencionan los servicios de los más humildes (1,2,3). De esta manera, mientras que en un estrato 4 se paga al cambio unos 30 euros/mes por internet en casa, en un estrato 6 pagarán mucho más y en un estrato 1 muchísimo menos, con lo cuál es una manera bastante equitativa de aportar a los servicios. El lado malo es que creo que es una manera de crear guetos.

IMG_3148

NUESTRO BARRIO: Nosotros vivimos en estrato 4, en el barrio de Chapinero, hacia el norte, al lado de la montaña. Es un barrio muy tranquilo en cuanto seguridad, pero bulle de actividad ya que está lleno de pequeños y grandes negocios. Por la noche es fácil distinguir los rumbeaderos, de donde sale música reggetonera o salsa a todo gas. También hay algún bar reggae o rock, para variar. Desde el principio buscábamos un barrio que cumpliera con los requisitos de seguridad, pero que también tuviera lugares verdes amplios donde poder soltar a la perra, y la verdad es que hemos dado en el clavo.

Continuará…

Anuncios

2 comentarios el “Empezando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s